Defensa sociedad digital

Lectura recomendada del mes

Share on Social Networks

Compartir enlace

Usar vinculo permanente para compartir en redes sociales

Share with a friend

Por favor iniciar sesión para enviar esto document por correo!

Incrustar en tu sitio web

Select page to start with

Post comment with email address (confirmation of email is required in order to publish comment on website) or please iniciar sesión to post comment

4. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 4 El mismo documento per fila también las actuales amena zas para la Seguridad Nacional: « Las principales amenazas identificadas son los conflictos armados, el terrorismo, el crimen organizado, la proliferación de armas de destrucción masiva, el espionaje, las ciberamenazas y las amenazas sobre las infraestructuras críticas » . La Defensa Nacional es uno de los quince ámbitos de actuación en los que se articula la respuesta a dichas amenazas. Figura 1. Objetivos generales y ámbitos de la Seguridad Nacional . Fuente. Estrat egi a de Seguridad Nacional 2017. El objetivo específico de l a defensa n acional consiste en « asegurar la defensa de la soberanía e integridad de España y la protección de la población y el territorio frente a cualquier conflicto o amenaza proveniente del ámbi to exterior; de forma autónoma o junto a socios y aliados. Así mismo, contribuir a crear un entorno internacional más estable y seguro mediante la proyección de estabilidad y el refuerzo de la cooperación con los socios, particularmente en las áreas de esp ecial interés para España » .

5. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 5 Si alguien se preguntara sobre la estabilida d de este objetivo específico parece que los únicos atributos susceptibles de cambio en dicho enunciado serían las amenazas y las áreas de especial interés para España. Las líneas de acción para dar respuesta a este objetivo específico de l a defensa n acional se fundamentan en: 1. Mejorar l a capacidad de defensa autónoma con la finalidad de permitir el ejercicio de la disuasión. 2. Dotar a las Fuerzas Armadas de unas capacidades acordes con e l actual escenario de seguridad y, al mismo tiempo, converger con los objetivos establecidos para la Defensa por la OTAN y el Parlamento Europeo. 3. Impuls ar la estrategia industrial de d efensa, para fomentar la autonomía en la adquisición de capacidades y fa vorecer la competitividad de la industria española. 4. Favorecer la posición de España en el sistema de seguridad internacional y, de esta forma, reforzar su liderazgo en las organizaciones internacionales. 5. Asumir un protagonismo activo dentro de la Política Común de Seguridad y Defensa de la Unión Europea, consolidando el compromiso con la OTAN y con nuevas formas de cooperación y especialización. 6. Contribuir a la instauración de un entorno regional de paz y seguridad, previniendo conflictos y conteniendo amen azas emergentes. 7. Potenciar la Diplomacia de Defensa, especialmente con países vecinos y de América Latina. Naturalment e, ante un entorno tan complejo en el que las amenazas están conectadas, se requiere un enfoque de segurida d integral y, por supuesto, la t ecnología se convierte en uno de los cinco pilares que sustentan la acción del Estado. En la misma línea, a principios de 2018 el Ejército de Tier ra daba publicidad al concepto «Brigada 2035» cuya característica principal reside en establecer la tecnologí a como su soporte fundamental 2 ; ello debe permitirle una mayor potencia de combate con un menor número de recursos humanos. 2 Boletín TIERRA. Brigada 2035, un nuevo concepto para futuros conflictos. 2018

6. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 6 El devenir del caballo como arma de guerra simboliza perfectamente una realidad histórica: las potencias mundiales de cada época h an utilizado continuamente la innovación para aumentar la eficacia de sus fuerzas militares. En los tiempos modernos gran parte de esas innovaciones se relaci onan con las nuevas tecnologías. Así, en noviembre de 2014, EE. UU. ponían en marcha la Ter cera Estrategia de Compensación con el fin de ampliar su ventaja en el ámbito de los sistemas de mando y control. También, durante la feria de material de la Association of the U.S. Army de 2017, un miembro del Ejército estadounidense anunciaba que en un plazo no superior a diez años dicho ejército pondría en servicio una flota de vehículos de combate totalmente eléctricos 3 . Por su parte, China desvelaba, a finales de 2015, un ambicioso programa de reforma que había sido concebido para reducir el volumen de pers onal militar en unos 300 000 efectivos, al mismo tiempo que se desarrollaba una modernización de la estructu ra de mando más idónea para la e ra de la Información. Mientras tanto, la revisión de la Estrategia de Seguridad y Defensa de 2015 del Reino Unido ponía el acento en planes para fomentar su flota de vehículos no tripulados; en mejorar el equipo de las fu erzas especiales; en reclutar 1 900 especialistas de inteligencia; o en redoblar la investigación en ciberseguridad durante el siguiente lustro. Por su parte, el Ministerio de Defensa alemán anunciaba en 2016 la creación de un mando dedicado a la información y a la c iberseguridad, integrado por 13 500 efectivos procedentes de otros servicios y organizaciones militares. También Rusia viene desplegando d e forma continuada sistemas de tecnología avanzada. Naturalmente, toda esta vorágine de iniciativas y tecnologías emergentes repercutirá de forma notable en el futuro diseño de los ejércitos. Por supuesto, no hay que olvidar que, más allá de la tecnología, son múltiples y variados los elementos necesarios para generar cambios y producir efectos innovadores en cualquier organización. En esta línea, resulta vital la formación de alta calidad del personal y, en un sentido más amplio, la generación y retención de talento dentro de los departamentos de Defensa. 3 Asociación para la Promoción de las Tecnologías e Industrias Estratégicas (APTIE), http://www.aptie.es/

31. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 31 ocasiones, muchos de los problemas que surgen alrededor de la tecnología no tienen su origen en que sea diseñada con objetivos potencialmente perjudiciales, sino en el hecho de que sea gestionada de manera incorrecta, con un nivel deficiente de seguridad, con graves errores en los procedimientos o ignorando que en el mundo existen personas malintencionadas o con oscuros intereses. Para dicho análisis parece imprescindible contar con personas que tengan profundos conocimientos en la materia y ponerse a salvo de los miedos irracionales, la desinformación, la demagogia o el populismo. Buena parte del futuro de la sociedad está en juego con el establecimiento de principios razonables y con sentido a la hora del desarrollo de algor itmos de Inteligencia Artificial. Otras tecnologías concurrirán con la Inteligencia Artificial para reconfigurar de manera irreversible los procesos, productos y servicios del ámbito de la Defensa. Contar con los mejores profesionales es importante, pero la clave está en el hecho de reconfigurar las actividades y procesos de dicho ámbito, de modo que permitan generar datos estructurados que puedan ser utilizados para entrenar a los correspondientes algoritmos. Naturalmente, el aseguramiento de todo el caud al de datos a tratar por los nuevos algoritmos constituye un desafío mayúsculo. Por supuesto, las implicaciones de esta ola de in novación son muchas y profundas. Entre otras cosas, la sociedad del futuro tendrá que repensar y replantear el concepto de trab ajo; tendrá que delimitar cuál es el espacio de las personas y cuál el de las máquinas. ¿Y si el desarrollo de la Inteligencia Artificial, en realidad, terminara creando muchos más puestos de trabajo de los que elimina, como postulan algunos estud ios lleva dos a cabo por Gartner o permitiese que los trabajos existentes añadiesen más valor?, ¿y si la automatización de los trabajos resultara ser la clave para el progreso de la sociedad?

23. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 23 están convencidos en cualquier circunstancia de las bondades y beneficios de contar con una población altamente cualificada desde el punto de vista digital y capaz de razonar y analizar de una forma objetiva cual es el grado de verdad de lo que se publica a cada instante en los medios digitales. La logística militar Sin duda, multitud de actividades en el universo de la logística militar cambiarán de forma significativa en los próximos lustros. En primer lugar, los almacenes parecen el e scenario idóneo para que algunos de los trabajos pertenecientes a la categoría 4D contemplen la sustitución de trabajadores humanos por robots en no pocas tareas aburridas, sucias o peligrosas. Tanto en los a lmacenes y parques situados en territorio n acion al como en aquellos otros proyectados en zonas de o peraciones, así como en las tareas de abastecimiento y suministro entre los diferentes centros logísticos, se impondrán pautas y protocolos focalizados en la eficiencia y en la automatización, con la final idad mejorar la velocidad de respuesta, eliminar la tasa de errores e incidencias y, además, disponer de una mayor trazabilidad del proceso de provisión de recursos. En este contexto, los vehículos de conducción autónoma adquirirán un protagonismo relevant e en los almacenes antes de dar el salto a la vía pública. Evidentemente, este proceso de innovación tendrá, entre otras, vari as consecuencias interesantes: p or un lado, la eficiencia de la cadena logística implicará un incremento en el grado de operativid ad y disponibilidad de las fuerzas militares; por otra parte, la reducción de personal dedicado a tareas manuales permitirá su asignación a otras actividades y puestos con mayor valor para la operatividad de las unidades militares; a la postre, constituirá un soporte fundamental para la mejora de los procesos corporativos de gestión de activos. Naturalmente, en el último tramo de la cadena logística, el del suministro directo a las fuerzas desplegadas, el reparto aéreo a través de drones se convertirá en pr áctica habitual.

10. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 10 exprimiendo cada proceso y actividad hasta límites insospechados. Los datos son el combustible de las organizaciones modernas. En consecuencia, el primer paso que tendrán que afro ntar las organizaciones responsables de la defensa n acional es orientarse hacia la generación, organización, análisis y explotación de los datos. De este modo, posteriormente , los sistemas de inteligencia artificial podrán generar alertas, respuestas y sol uciones de negocio, ya sea en ámbitos operativos, de gestión de recursos o de cualquier otra área de los productos y servicios del ámbito de la Defensa. Probablemente, el triunvirato big d ata, machine learning e Inteligencia Artificial asumirá el protagoni smo estelar de la próxima revolución de las Tecnologías de la Información . C omo señalaba hace algunos meses el CEO de Google, su impacto en la historia de la humanidad será comparable al de la electricidad o el fuego. Pero antes de continuar recorriendo la senda de la generación y tratamiento de los datos conviene detenerse en otro recurso clave del «arsenal digital» . Capital humano digital Como se ha señalado, tarea crucial para ese empoderamiento del dato es su preparación. Surge aquí uno de los nuevos perfiles profesionales necesarios en este nuevo universo, el científico d e datos, p ero no será és ta la única habilidad necesaria. Y es que las personas constituyen el principal activo de cualquier organización que aspire a completar y consolidar con éxito un verdadero pr oceso de transformación digital. Si la cultura digital de sus empleados y directivos no alcanza un determinado nivel, proporcional a sus res ponsabilidades, será imposible «cruzar el Rubicón» de la citada metamorfosis. Este requisito emerge c on la misma criticidad en la Administración de Defensa, pues es imprescindible atraer y retener talento con el nec esario nivel de cultura digital. En la sociedad actual , ninguna organización puede asumir que un empleado carezca de un determinado ni vel de alfabetización digital. N o solo sería un problema de actitud del empleado, sino, sobre todo, un problema de capacidad de la propia organización. Evidentemente, tal vulnerabilidad resultaría especialmente grave y peligrosa en caso de arraigar en los estrato s medios y altos de la dirección de la organización. L os máximos

28. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 28 En el trasfondo de esta revolución vuelven a aparecer los datos como combustible para entrenar algoritmos y conseguir que una máquina se a capaz de entender qué esconden esos datos en un tiempo próximo al real; por ejemplo, los datos capturados mediante radiografías, escáneres, tomografías, resonancias magnéticas, etc. El uso de herramientas de diagnóstico mediante imagen ha ido creciendo a lo largo del tiempo y, además de ser profusamente utilizado, supone un importante elemento de coste: donde antes un médico tenía que procesar manualmente unas pocas imágenes, ahora es perfectamente habitual que en una sola prueba se obtengan cientos de im ágenes en finas capas, en procesos que pueden llegar a ser profundamente tediosos y que incrementan la probabilidad de error debido al cansancio o la pérdida de atención. Frente a ello, un algoritmo ofrece la capacidad de reconocer elementos de diagnóstico en una imagen; a medida que esos algoritmos son entrenados con más y más imágenes y sus posteriores resultados diagnósticos, esa posibilidad se convierte en una realidad. Es fácil imaginar los beneficios de estos diagnósticos p ara las fuerzas desplegadas en zonas de o peraciones y asistidas desde cualquier lugar lejano. Como se ha señalado anteriormente, los wearables tendrán un activo protagonismo en el nuevo modelo sanitar io que podría describirse como «llevar al médico en la muñeca» : sensores no intrusiv os de medición de glucosa, dispositivos para realizar analíticas con carácter preventivo o para confrontar con los datos genéticos del interesado, etc. En definitiva, un nuevo modelo de gestión de la salud basado en los datos de los miembros de la organiza ción que son tratados por medio de algoritmos con la única finalidad de disponer de unos recursos humanos saludables y con todas sus capacidades. El uso de pulseras de monitorización de la actividad física de los componentes de las fuerzas será otra realid ad: cualquier ejército está interesado en disponer de recursos sanos y con hábitos de ejercicio más saludables.

12. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 12 libertades, dichas redes se han convertido en fuentes de desinformación, haciendo del ciberespacio un factor de desestabilización 10 donde la distinción entre lo real y lo falso no siempre resulta trivial. En su momento, en l os primeros compases del siglo XXI , muchos expertos de diversas disciplinas c reyeron ver en el potencial de I nternet una herramienta para reordenar ciertos escenarios ajenos al modelo democrático de Occidente sin necesidad de desplegar ejércitos. Al hilo d e lo anterior, no pocos países , cuyo patrón de gobierno no coincide con el citado modelo de democracia, comenzaron a percibir las redes sociales y otras aplicaciones del ciberespacio como vectores de desestabilización urdidos o potencia dos por potencias ex tranjeras. C omo respuesta, empezaron a desarrollar capacidades para detectar y contrarrestar cualquier información que pudiera suponer algún tipo de amenaza o, en otros casos, entenderse como desinform ación o propaganda contraria a los correspondientes reg ímenes. Pero en el otro dominio, supuestamente libre y democrático, también se vienen suscitando dudas acerca de la capacidad de manipulación de ciertas esferas políticas, económicas y sociales. ¿Y si el verdadero problema no fuera únicamente la censura, s ino, además, el eventual proceso de desinformación orientado a manipular el pensamiento y las acciones de amplios sectores de la población? ¿Supondría este proceso un peligro para la estabilidad de la sociedad debido a la falta de filtros a la hora de publ icar información? Las redes sociales pueden favorecer unas sociedades más plurales, pero ese pluralismo, imprevisible e inestable, puede afectar a la seguridad global al ser utilizado como arma en contra de los adversarios. Este escenario puede desencadena r una militarización de las redes sociales. Para responder a estas amenazas las nuevas generaciones han de adquirir una formación que les permita gestionar el peligro de manipulación subyacente en las redes sociales, desarrollar un juicio crítico y, en con secuencia, evitar caer en las redes del proceso de desinformación. Como señala el profesor Dans 11 , ello permitirá tr ansitar desde la «era de la información» , basada en el acceso a la mayor cantida d de información posible, a la «era de la reputación» , caract erizada por la capacidad de 10 CARLINI, Agnese. Las redes sociales como factor de desestabilización . Documento de Opinión IEEE 79/ 2018. Disponible en: http://www.ieee.es/contenido/noticias/2018/07/DIEEEEO79 - 2018.html 11 DANS , Enrique. Blog disponible en: https://www.enriquedans.com

16. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 16 Realidad virtual 17 y realidad aum entada 18 Otra característica de algunas de las tecnologías incipientes es que, poco a poco, estarán más focalizadas en las personas, de forma que llegarán a ser más transparentes, tendencia que se ha de acelerar a medida que se adapten a todas las facetas d e la vida humana. En esta orientación se encuentran la impresión 4D, la realidad aumentada, los interfaces ordenador - cerebro, el hogar conectado, la realidad virtual o los displays volumétricos. En particular, en el marco de actuación propio de las Fuerzas Armadas adquirirán gran relevancia la realidad virtual y la realidad aumentada. Ambas ofrecerán multitud de escenarios que enriquecerán todo tipo de actividades, desde trabajos independizados de lugar y tiempo, hasta posibilidades de todo tipo aplicadas a l aprendizaje. Mientras la realidad virtual ofrece grandes expectativas en la simulación de escenarios para el adiestramiento militar y la preparación de operaciones, la realidad aumentada presenta un amplio abanico de usos prácticos, más cercanos a las a ctividades ordinarias, para configurar un ecosistema cada vez más potente. En definitiva, la realidad aumentada constituye una nueva interfaz de usuarios para un número incremental de aplicaciones y suficientemente maduro para convertirse en una parte inte grante de la vida cotidiana. Más allá de la simple proyección a corta distancia de los ojos de una serie de imágenes que permiten la creación de un entorno inmersivo o de una capa superpuesta sobre la realidad, la realidad aumentada posibilita la redefinic ión de una buena parte del trabajo diario, como, por ejemplo, la capacidad de interaccionar con la información, el aprendizaje y una amplísima variedad de tareas más. Se trata de una tecnología que trasladará su impacto a una gran cantidad de actividades y se convertirá en prácticamente ubicua. 17 La realidad virtual es un entorno de escenas u objetos de apariencia real. La acepción más común refiere a un entorno generado mediante tecnología informática, que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él. 18 La realidad aumentada es el término que se usa para definir la visión de un entorno físico del mundo real, a través de un dispositivo tecnológico. Este dispositivo o conjunto de dispositivos, añaden información virtual a la información física ya e xistente; es decir, una parte sintética virtual solapada a la real.

3. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 3 I ntroducción : h asta donde alcanza la vista Una célebre cita del historiador británico , Thomas Carlyle , reza : « Ve hasta donde te alcance la vista; cuando llegues, serás capaz de ver más allá » . Hacia el año 1800 antes de Cristo los hicsos, pu eblo semita, aparecían en Asia o ccidental y penetraban en Egipto de la mano de sus jinetes. Esta invasión constituiría el primer antecedente histórico del empleo del caballo como elemento de combate. Tendrían que pasar más de treinta siglos, hasta la Segunda Guerra Mun dial, para contemplar los últimos episodios bélicos protagonizados por unidades de caballería realizando sus ancestrales cargas; en todo caso, ya desde la anterior Guerra Mundial del mismo siglo , el caballo había perdido protagonismo en la primera línea de combate, quedando relegado a tareas de apoyo. Con el paso del tiempo, el caballo, como tantas otras innovaciones en el arte de la guerra, vio relegado su rol al de un actor para representación, ocio o deporte. Sin embargo, hoy en día la tecnología ha acel erado el ciclo de la innovación. Un lapso que antes requería de miles de años , pero que hoy se ve frecuentemente reducido a unos pocos meses. Mientras tanto, el concepto de guerra ha evolucionado hacia la defensa, la garantía de la paz y la protección de los intereses nacionales y, en definitiva, de una determinada forma de vida. Para vislumbrar qué y cómo será la defensa n acional hacia 2030, la Estrategia de Seguridad Nacional 2017 1 proporciona una instantánea que permite caracterizar el actual entorno de seguridad global hasta donde hoy alcanza la vista: «[ ... ] un entorno más complejo y volátil donde se observa un aumento de las tensiones geopolíticas y de la incertidumbre; un mundo cada vez más globalizado e interdependiente, donde las crisis se suceden co n cada vez más intensidad. Algunas de las dinámicas más notables son el ritmo acelerado de transformación impulsado por las tecnologías, las asimetrías demográficas entre regiones o el cambio climático. Todo ello aumenta la presión sobre el orden internaci onal del que es partidario España, basado en la legalidad y una gobernanza global más justa, inclusiva y eficaz. El reto fundamental para España será por tanto entender, adaptarse y gestionar estos cambios de manera ágil y flexibl e». 1 Gobierno de E spaña, Presidencia del Gobierno, Estrategia de Seguridad Nacional 2017 .

26. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 26 Figura 6. Plataforma Aérea Sens orizada de Inteligencia. Fuente. Ejército de Tierra. En general, los desarrollos con Inteligencia Artificial permitirán que las platafor mas autónomas no tripuladas puedan tomar más decisiones y realizar más funciones por sí mismas. El escenario más probable es que varios drones serán controlados por un solo humano, es decir, una persona realizará el mando y el control y los drones ejecutar án las funciones asignadas. Los drones podrán abrirse camino en las áreas de mayor riesgo para reducir los riesgos de las aeronaves tripuladas, probar y desafiar las defensas antiaéreas, identificar y neutralizar francotiradores o aumentar considerablemente la capacidad ISR y de las armas de una misión dada. En todo caso, con el horizonte de 2030 los algoritmos no permitirán que las plataformas no tripuladas puedan responder o reaccionar de forma autónoma a desarrollos imprevistos en un ento rno dinámico y cambiante. Por otra parte, las doctrinas de los ejércitos exigirán por norma general que un humano se ocupe del mando y control ante un supuesto de uso de la fuerza letal.

15. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 15 utilizarse para operar ejércitos de robots que posibilitarán el control masivo de la población o el enmascaramiento de actividades humanas no ética s. También en el sector privado algunas compañías, como Google 16 , han publicado su declaración de principio s respecto a la IA . Fig ura 4 . Inteligencia Artificial. Fuente. Telefónica. En todo caso, no cabe duda de que la IA va a condicionar de forma clave la evolución de la sociedad y su capacidad de generación de riqueza. Urge, por tanto, avanzar en el análisis de su estrategia y su modelo de gestión. Condicionará la vida de los ciudadanos y temas tan sensibles como sus der echos, libertades y, en definitiva, su modo de vida en una nueva sociedad en la que las máquinas, gracias a potentes esquemas de aprendizaje, realizarán cada vez más tareas y con una eficiencia superior a la del hombre. 16 AI at Google: our principles, Jun 2018 .

24. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 24 Por otra parte, se atisba que la flota de vehículos protagonizará numerosos cambios . De un lado, como ya se ha comentado en relación al ejército estadounidense, se generalizará el empleo de vehículos eléctricos. Además, este proceso se r elacionará con los nuevos métodos de generación y distribución de energía, como la citada Enernet. Además, se incrementará el nivel de monitorización de los vehículos de combate, de modo que, por ejemplo, se pueda desencadenar el aviso inmediato a los serv icios de emergencia en caso de accidente u otro tipo de incidencia o bien, en otros casos, puedan recibir indicaciones sobre circunstancias especiales o restricciones de movimiento. A modo de ejemplo, en Dubai ya se está realizando una experiencia piloto d e vehículos con matrículas inteligentes que centralizan la gestión de la sensorización del vehículo 31 . Finalmente, este paradigma de vehículos monitorizados permitirá incrementar el nivel de automatización de los sistemas logísticos y, por tanto, la agilida d y velocidad de respuesta de la cadena de provisión de recursos. Por supuesto, no hay que olvidar que todos estos procesos de robotización de actividades logísticas estarán controlados y supervisados por humanos, de forma que, tras un periodo inicial de a daptación al nuevo entorno y operativa, los robots serán percibidos como valiosos colaboradores para tareas más o menos ingratas, antes que como una amenaza que sustituyen a las personas. Robótica y plataformas autónomas para el combate A pesar de las ref eridas, y prudentes, reticencias de más de un centenar de expertos en Inteligencia Artificial acerca de la aplicación de estas tecnologías a la robotización y las armas autónomas letales, no cabe duda de que los ambientes operativos militares están repleto s de actividades peligrosas. Parece lógica la introducción de robots para la realización de buena parte de dichas actividades. Además de reforzar y mejorar los actuales mecanismos internacionales de control de la fabricación y transferencia de armamentos, resulta conveniente que los organismos multinacionales promuevan salvaguardas que garanticen que las plataformas autónomas 31 DANS, Enrique. Blog disponible en: https://www.enriquedans.com

2. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 2 A Nation al Defence for a digital society Abstract: A prospective vision of the National Defence by 2030, reviewing the different resources and relevant technologies, their use cases and their global implications in this field. Keywords : Algorithm , big data , blockchain , Cyberspace , data , defence , digital , education , enernet , strategy , information warfare , information , innovation , artificial intelligence , Logistics , machine learning , augmented reality , virtual reality , social networks , robotics , health , security , talent , technology , transformation. Cómo citar este documento: GÓMEZ RUEDAS , Jesús . Una defensa nacional para una sociedad digital . Documento de Opinión IEEE 72 /2019. enlace web IEEE y/o enlace bie 3 (consultado día/mes/año)

7. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 7 Además, todo ello sucede en un nuevo escenario mundial caracterizado por determinados rasgos y tendencias 4 : disminuye el dominio militar de Occidente en los clásicos teatros militares (tierra, mar, aire y espacio). E n particular, resurge Rusia como potencia mundial de primera línea y con una estrategia híbrida de actuación que escenifica la vieja máxima de Clausewitz, « la guerra es la actuación del Estado para conseguir objetivos estratégicos cuando no pued e lograrlos con la política» ; surge el ciberespacio como quinto dominio de operaciones militares en el que estados o actores no estatales, militarmente débiles, son capaces de adquirir poderosas capacidades; emerge una creciente demanda y utilización de ve hículos no tripulados que apunta hacia una guerra robotizada dirigida por especialistas distantes del escenario del conflicto; esta progresiva adopción de tecnología permite vislumbrar la eliminación o reducción del componente humano en algunas d e las misi ones más peligrosas. E n todo caso, se divisa un creciente escenario de combinación de capacidades tripuladas y no tripuladas en las futuras operaciones de las fuerzas terrestres, marítimas y aéreas; y se generaliza la extensión de las acciones armadas a la s áreas urbanas. La santabárbara 5 de la transformación digital de la Defensa Muchas de las guerras modernas ya no se libran cuerpo a cuerpo, sino en la esfera digital. Además, las víctimas ya no se contarán solo entre las fuerzas militares o entre civiles atrapados en una zona determinada del conflicto; ahora cualquier ciudadano de a pie puede ser atacado a través de sus dispositivos personales en forma de noticias falsas, desinformación y otras técnicas de manipulación, persuasión y ocultación que consigu en desestabilizar procesos electorales y amenazan el propio modelo occidental de vida y gobierno. Ciertamente, más allá de las diferentes ver tientes que ofrece el universo I nternet (rentabilidad empresarial, desarrollo social, derecho humano, herramienta p ara reducir desigualdades, espacio para la creatividad y las opor tunidades, etc. ), quien maneja información y datos de form a intensiva, eficaz y eficiente dispone de una nueva arma. 4 ARGUMO SA, Jesús. Tendencias que afectarán a las Fuerzas Armadas 2050 . Documento de Opinión IEEE 117/2017. Disponible en: http://www.ieee.es/contenido/noticias/2017/11/DIEEEO117 - 201 7.html 5 Santabárbara: Pañol o paraje destinado en las embarcaciones para custodiar la pólvora .

11. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 11 responsables de la toma de decisiones y de la gestión de la información corporativa deben acreditar un apreciable nivel de cultura y competencia digital. Figura 3. Capital humano . Fuente. Ejército de Tierra. Un reciente estudio desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts viene a demostrar que las noticias falsas se difunden hasta veinte veces más rápido en Twitter que las verdaderas; la culpa no recae sobre los bots 9 , sino sobre las personas. La educación constituye el elemento fundamenta l ante problemas de este tipo. S olo una adecuada formación desde los escalones básicos del sistema educativo nacional permitirá sobrevivir entre la marabunta de datos de la era de la informa ción. Es imprescindible capacitar a todos los miembros de cualquier organizac ión para desarrollar mecanismos adecuados de búsqueda y cualificación de la información; es una habilidad fundamental en un entorno social caracterizado por la hiperabundancia y l a saturación de información. La corta historia de las redes sociales ilustra sobradamente esta vulnerabilidad que caracteriza a am plios sectores de la sociedad; y es que lejos de cubrir completamente su expectativa como herramientas de difusión de informac ión y de fortalecimiento de las 9 Bot es una m áquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar op eraciones antes reservadas solo a las personas

14. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 14 gestión de ontología y taxonomía empresarial, machine learning , smart dust 13 , robots inteligent es y trabajo inteligente. Según una encuesta desarrollada por el MIT, el 85 % de los directivos considera la Inteligencia Artificial como una tecnología importante que permitirá a sus compañías entrar en nuevos negocios y obtener ventajas competitivas. En cambio, menos del 39 % de esas organizaciones tiene algún tipo de estrategia respecto a Inteligencia Artificial. Y en el ámbito público, ¿cuántos gobiernos nacionales están desarrollando un plan estratégico para impulsar la Inteligencia Artificial? El pres idente francés ya ha anunciado sus planes tomando la sanidad y el transporte como epicentro del proyecto. Por otro lado , China se presenta claramente lanzada a la conquista de la hegemonía mundial en este conjunto de tecn ologías. Más recientemente, el p res idente ruso ha dado instrucciones a su gobierno para que cree una estrategia nacional de investigación y desarrollo de Inteligencia Artificial. Por supuesto, las grandes multinacionales norteamericanas llevan tiempo trabajando en ello y, paralelamente, atr ayendo todo el talento de muchos países aparentemente desinteresados en esta revolución tecnológica, económica y social. No cabe duda de que la Inteligencia Artificial va a eclipsar a la conocida Ley de Moore 14 como vehículo de innovación. La sociedad asist e a una verdadera carrera para replantearse cómo se harán muchas cosas en el futuro mediante la Inteligencia Artificial; cómo se puede incorporar a los productos y servicios existentes; cómo integrarla para evitar quedar rezagado frente a los que consigan hacerlo. De cualquier forma, la carrera ya ha empezado y muchas organizaciones siguen en la línea de salida. Pero precisamente del ámbito armamentístico proceden las principales preocupaciones respecto al desarrollo de estas tecnologías. Más de cien expert os en robótica e Inteligencia Artificial han dado la voz de alarma y han pedido en una carta abierta dirigida a la ONU que se prohíba la creación de robots soldado y de armas autónomas letales 15 . Recalcan que es imprescindible una regulación del uso de la I nteligencia Artificial antes de que sea demasiado tarde y temen que, de no ser así, estas tecnologías puedan 13 Smart dust es e l polvo inteligente es una red inalámbrica de minúsculos sensores microelectromecánicos, robots o dispositivos que pueden detectar señales de luz, temperatura, vibraciones, etc. 14 La Ley de Moore expresa que apr oximadamente cada dos años se duplica el número de transistores de un microprocesador. 15 Disponible en: https://futureoflife.org/autonomous - weapons - open - letter - 2017

21. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 21 se han convertido en la nueva munición de la guerra digital. Como una de las consecuencias d e esta guerra surge el término « posverdad » 27 como distorsión deliberada de la realidad , manipulando creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y las actitudes sociales de la población objetivo. Los investigadores estiman que una noticia ficticia se disemina a 1 500 usuarios en 10 horas, mientras que una historia contr astada tarda unas 60 horas en alcanzar al mismo número de personas. Se trata de una nueva arma que ya han empezado a utilizar todo tipo de organizaciones, tanto privadas como estatales ; se trata de la guerra digital. Por lo tanto , los responsables de la de fensa n acional deben conocer el alcance del problema y, de este modo, estar en condiciones de prevenirlo o, en su caso, de resolverlo. Para ello , los mencionados escalones directivos necesitan orientar la actividad de los procesos de Defensa hacia la gener ación de datos analizables y, seguidamente, asimilar qué tareas pueden realizar los algoritmos. La guerra de la desinformación El con cepto de «Guerra de información» 28 , surgido a finales del siglo XX, engloba numerosos aspectos propagandísticos y de guerr a psicológica encaminados a debilitar y derrotar al enemigo sin necesidad de un enfrentamiento físico. No obstante, la guerra de información se diferencia tanto de la propaganda como de la guerra psicológica por los tiempos en los que se ejecuta y por los destinatarios que tiene esta última; mientras que la propaganda intenta convencer a una audiencia de una determinada idea, la guerra informativa va mucho más lejos, al intentar mermar las capacidades defensivas y ofensivas del enemigo, debilitando la compe tencia de sus élites para tomar decisiones. P or su parte, la guerra psicológica va encaminada a atacar y adulterar las percepciones cognitivas de las fuerzas armadas y de la población enemiga en tiempos de guerra, mientras que en la guerra de información e ste fenómeno puede producirse también en tiempo de paz. 27 MARTÍNEZ DÍAZ, Gonzalo. La posverdad y el resquebrajamiento del orden liberal . Documento de Opinión IEEE 93/2018 Disponible en: http://www.ieee.es/publicaciones - new/documentos - de - opinion/2018/DIEEEO93 - 2018Posverdad.html 28 MORENO MERCADO, José Manuel. Evolución histórica de la gestión de la información en conflictos bélicos. Documen to Marco 18/2017. Disponible en: http://www.ieee.es/contenido/noticias/2017/11/DIEEEM18 - 2017.html

22. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 22 La guerra de información se caracteriza por tres rasgos específicos: se ejecuta a través de los medios de difusión masiva de información; se dirige a combatientes y no combatientes; y se enfoca a enemigos internos y externos. Por lo tanto, el concepto engloba prácticamente todos los aspectos relativos a la recogida, análisis, procesamiento y gestión de la información, siendo esta última una variable crucial tanto en el desarrollo de acciones bélica s como en operaciones de debilitamiento de carácter político. Actualmente, dentro de un contexto de situación de paz, en algunos países ajenos al modelo democrático occidental, el gobierno dedica más personas a la eliminación y manipulación de contenidos e n las redes sociales que a otras fuerza s convencionales de su ejército, es decir, una parte significativa de la población se dedica, en su día a día, al trabajo, digno del Ministerio de la Verdad de Orwell 29 , de fabricar una realidad alternativa para el res to de sus conciudadanos, eliminando toda participación anónima, crítica o considerada no aceptable, e insertando opiniones laudatorias hacia el gobierno en foros, redes y periódicos utilizando múltiples cuentas para simular un apoyo masivo. No es el único caso de régimen político en el que miles de trolls 30 , bots y cuentas falsas dedican su día a día a proteger el liderazgo del máximo mandatario de la nación y a manipular el panorama político a su favor. Para estos fines utilizan un conjunto de herramientas y técnicas de automatización de la desinformación. Lógicamente, estas herramientas que, por ejemplo, hoy se utilizan de manera organizada y siguiendo estrategias definidas para manipular y generar estados de opinió n en procesos electorales de otros países, están disponibles y en proceso de continuo aprendizaje y mejora para ser empleadas en una situación de confrontación militar, tanto dirigidas a la población propia como a la del país en conflicto. La combinación de las técnic as de manipulación de imágenes, de audios y de cualquier pieza de información, unido a la referida potencia multiplicadora de las noticias falsas conforma un a uténtico coctel idóneo para la guerra de la i nformación. Esta moderna arma digital ya se viene utilizando a diario en múltiples escenarios, como el conflicto de Oriente Próximo y, como ya se ha señalado, será necesario un importante esfuerzo en el nivel educativo de la población para combatir sus efectos. En el aire queda la duda de si todo s los gobernantes 29 ORWELL, George. 1984 . 30 Troll es una p ersona que publica en internet mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de lugar, con la intención de molestar o pr ovocar una respuesta emocional negativa en los usuarios y lectores.

25. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 25 de combate, y los eventuales robots soldado, siempre permanezcan bajo el control de profesionales adecuadamente cualificados y acredi tados. Como siempre, la tecnología crea posibilidades y capacidades que, cuando se usan de forma malintencionada, descubren nuevas vulnerabilidades para una sociedad no educada ni conc ienciada para tales supuestos. E n todo caso, la causa de los problemas h ay que buscarla en la condición humana antes que en las nuevas tecnologías que, a la postre, solo son herramientas que, generalmente, llegan cargadas de beneficios para la colectividad. Por un lado, los vehículos eléctricos y autónomos, provistos de los se nsores adecuados a su misión operativa, ganarán presencia en las zonas de operaciones. Naturalmente, los datos generados por dichos sensores servirán para al imentar diversos algoritmos de machine l earning propios de las diversas funciones del combate. Un p apel muy relevante en esta operativa corresponderá a la hiperconectividad que proporcionarán las comunicaciones de nueva generación, como 5G, probablemente el mayor salto tecnológico de la historia de las telecomunicaciones. Pero probablemente, los drones serán las plataformas autónomas con mayor impacto en la operativa diaria de los ejércitos. Los drones del mañana serán más furtivos, más rápidos, más computarizados, mejor equipados para la guerra electrónica, más letales, más autónomos y, en algunos casos , capaces d e desplegar como grupos de mini drones. Los sensores ISR 32 serán mucho más inteligentes. La próxima generación desarrollará UAV 33 más rápidos, más maniobrables y tal vez sigilosos; incluso servirán de apoyo para los aviones de combate tripulados. Por supuesto, los algoritmos implementados permitirán a los drones llevar a cabo una gama mucho más amplia de funciones sin n ecesidad de i ntervención humana como la detección, selección de objetivos, puntería de armas, etc. 32 ISR: Intelligence, Surveillance and Recconaissance (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) . 33 UAV: Unmanned Aerial Vehicle (Vehículo Aéreo no tripulado) .

8. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 8 Figura 2. Big Data. Fuente . Big Data Spain. Datos y machine l earning A la hora de la toma de decisiones, la intuición humana es un recurso casi prohibido en las empresas más vali osas y competitivas del mundo. C ualquier acción a ejecutar debe sustentarse en dat os. También en el ámbito de la d efensa los datos ayudan a entender el desempeño de los procesos operativos, cuándo hay una mejora en la eficacia o el rendimiento de un sistema de armas, cómo integrar e interpretar los datos procedentes de los sensores de inteligencia, cómo disponer del personal mejor adiestrado, cómo plan ificar las operaciones, cómo simplificar la logística, etc. Pero, en cualquier caso, el valor de los d atos no es obvio ni inmediato. L o que crea valor es la adecuada explotación y la gestión de los datos. Indu dablemente, las tecnologías de big d ata 6 y mac hine l earning formarán parte del ADN de la d efensa para los próx imos lustros. L as herramientas analíticas y el aprendizaje automático formarán parte de sus procesos y de sus actividades rutinarias. En la búsqueda de la conocida « Superioridad de la Informac ión » 7 tomarán la delantera 6 Big data es el a nglicismo que alude al almacenamiento y la gestión de una cantidad elevada de datos 7 Superioridad de la Información: Ventaja relativa que se genera mediante el empleo de información relevante, principios y capacidades disponibles, de forma continua y dirigida, adaptándose a cada

9. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 9 aquellos Ejércitos capaces de obtener y manten er los algoritmos más potentes; y dichos algoritmos necesitarán de da tos con los que ser alimentados. En consecuencia, resultará imprescindible orientar cada proceso de negocio a los datos que maneje: habrá que definir los objetivos, preparar y transformar los datos, construir y evaluar modelos, realizar predicciones, etc. Machine l earning es, en esencia, un conjunto de herramientas que permiten que una máquina aprenda de unos datos de forma iterativa. D e esta manera, será capaz de desarrollar modelos de forma automatizada, con la particularidad de que dichos modelos no han sido específicamente programados por una persona. Esta herramienta posee suficiente capacidad de disrupción respec to a la forma en que se vienen haciendo las cosas como para convertirse en una clara ventaja competitiva. D ado que los algoritmos que se desarrollan se adaptan a los datos y terminan por generar mejores predicciones y resultados que los desarrollados por p ersona s, la organización que utilice machine l earning obtendrá una mayor eficiencia, mejores prestaciones, más agilidad o funciones que antes podían resultar imposibles de obtener 8 . Pero como herramienta, el machine learning no es algo que se pueda «compra r e instalar» , porque depende de los datos, de su calidad y de su acc esibilidad; y requiere por ello de una com pleta orientación al dato, una «data - centricidad» . Solo aquellas compañías que sean capaces de orientarse a la generación y proceso de datos esta rán en condiciones de recoger los frutos del machine learning y convertirlos en verdaderas ventajas competitivas. Aquellos departamentos de Defensa que consigan obtener y mantener algoritmos más inteligentes y potentes adquirirán una clara posición de vent aja en todos sus procesos y actividades de negocio. Para ello , necesitarán disponer de datos con los cuales alimentar dichos algoritmos que, a medida que son alimentados con nuevos datos, van incrementando sus capacidades de análisis de datos y, en consecu encia, son capaces de generar predicciones, o de detectar excepciones, de aislar patrones o de afrontar situaciones hipotéticas no probadas anteriormente. Así, por ejemplo, cada vehículo autónomo operando en contextos y escenarios diferentes alimenta un ún ico algoritmo común, multiplicando su rendimiento y eficiencia y, por tanto, situación. Este concepto debe entenderse más como la capacidad de adaptación al entorno cambiante en el que se actúe, que como el control de la información en sí misma 8 DANS , Enrique. Blog disponible en: https://www.enriquedans.com

32. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 32 Aunque la eliminación de determinados trabajos es susceptible de generar tensiones sociales, en el caso específico de los procesos de negocio de la Defensa, la abundancia de tareas peligrosas justifica sobradamente la introducción de este conjunto de tecnologías. E s ta transformación generará una d efensa más eficaz y más eficiente, se podrán ajustar los efectivos humanos para focalizarlos en tareas de mayor valor y se mejorará la protección de las fuerzas. Una nueva d efensa para una incipiente sociedad digital en la que, como afirmó el escritor Alvin Toffler 40 : « Los analfa betos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino aquellos que no puedan apr ender, desaprender y reaprender» . Jesús Gómez Ruedas * Cor onel (R) 40 Alvin Toffler, escritor y futurista estadounidense .

19. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 19 criptografía, en modo equivalente a un libro contable digital del que hay tantas copias idénticas como miembros de la red. Por tanto, mediante blockchain se puede crear una base de datos distribuida, descentralizada, compartida y replicada, que pu ede ser pública o privada, permisionada (accesible solo a quienes son admitidos como miembros de la red) o no permisionada (de acceso libre para cualquier usuario que desee hacerlo mediante la instalación del software libre apropiado). Blockchain es conoci do como el «Internet del valor» o el «Internet de la c onfianza » , f rente al actual «Internet de la i nformación » , dado que permite transferir valor o activos digitalizados entre los usuarios, frente al actual Internet que solo permite enviar información o co pias de activos. En definitiva, la propia red actúa como fedatario introduciendo sistemas de confianza entre desconocidos, ya que usuarios que no confían plenamente unos en otros deben mantener un consenso sobre la existencia, el estado y la evolución de u na serie de factores compartidos. Una de las redes blockchain permisionadas a nivel nacional es Alastria 22 compuesta por más de 200 miembros. Desgraciadamente, en septiembre de 2018 , la presencia del sector público se limitaba a unas pocas empresas públicas . S in duda, sería positivo que la Administración General del Estado subiera a esta ola de innovación que, con toda seguridad, tendrá implicaciones para el marco legislativo de la sociedad digital que, lógicamente, afectarán a todos los sectores de la Cuart a Revolución Industrial. Figura 5. Tecnología blockchain . Fuente . Cryptoconsulting.info. 22 Disp onible en: https://alastria.io

13. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 13 discernir la calidad y fiabilidad de la información. Es crítico eliminar cuanto antes l a nueva categoría de «pobre contemporáneo», aquella persona que sistemáticamente acepta como verdad absoluta cualquier noticia que aparece en la pantalla y que es incapaz de diferenciar una fuente fiable de una que no lo es. La información tiene valor si está ve rificada, filtrada y evaluada. D e este modo, la reputación se convierte en pieza fundamental del proceso de construcción de inteligenci a colectiva. Otra pregunta que deja en el aire este proceso de transformación es el futuro reparto de tareas entre hombres y máquinas: ¿ S e limitará a la mera sustitución de los trabajos enmarcados en la categoría 4D, Dull (aburridos), Demeaning (degradante s), Dirty (sucios) y Dangerous (peligrosos) o el alcance será sensiblemente mayor?, ¿qué tipo de sociedad cabe imaginar a medida que las máquinas vayan asumiendo un mayor número de tareas? Indudablemente, en las Fuerzas Armadas abundan las actividades de n aturaleza peligrosa, así como otras muchas de carácter repetitivo enmarcadas en los procesos logísticos de movimiento de recursos materiales. Por supuesto, aquí se abre un amplísimo campo de acción para desarrollar proyectos que permitan sustituir por máqu inas los recursos humanos dedicados a tales tareas para, a continuación, reorientarlos hacia otras actividades donde puedan generar mayor valor para la organización. Inteligencia A rtificial Las tecnologías relacionadas con el tratamiento intensivo de grandes volúmenes de datos y con el aprendizaje de las máquinas se encuentran en la base de la que se considera la mayor disrupción de los próximos años: la Inteligencia Artificial. Los analistas de Gartner 12 estiman que su potencial permitirá a las organiz aciones adaptarse a nuevas situaciones y solucionar problemas a los que nadie se había enfrentado anteriormente. En consecuencia, recomiendan a las organizaciones que quieran destacar en este campo que presten especial atención a las siguientes tecnologías : aprendizaje profundo, inteligencia artificial general, vehículos autónomos, computación cognitiva, drones comerciales, interfaces de conversación con usuarios, 12 Gartner Inc. Gartner says by 2020, Artificial Intelligence will create more jo bs than it eliminates. 2017

17. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 17 Por su parte, la realidad virtual inmersiva, que encuentra sus orígenes fundamentalmente en el mundo de los videojuegos, generó inicialmente una atención mucho ma yor que la realidad aumentada. A ctualmente , en cambio, todo indica que será esta última la que, en el futuro, atraerá una mayor atención y un mayor número de aplicaciones prácticas en un plazo razonablemente cercano. Enernet 19 A principios de 2018 , el primer ministro del g obierno del sur de Australia anunciaba un acuerdo con la empresa Tesla para dotar de techos solares y baterías acumuladoras a 50 000 hogares de dicha región con la finalidad de crear la mayor central eléctrica virtual del mundo. Será el primer gran proyect o de aplicación del concepto « Enernet » . El proyecto se basa en instalar en los hogares de forma gratuita los paneles solares y las baterías Powerwall de Tesla a cambio de la cesión de la energía generada y su venta a los usuarios a precios ventajosos, con el correspondiente ahorro en sus facturas. El resultado final equivaldrá a la construcción de una central eléctrica de 250 megavatios , con una capacidad de almacenamiento de 650 megavatios . En definitiva, Enernet significa la a plicación del modelo en red de I nternet a la generación de energía el éctrica, aprovechando la disponibilidad de la fuente de energía más inagotable, el sol. Lógicamente, la ciudadanía interconectada podrá equilibrar esa energía en función de sus niv eles de producción y de gasto. D ich a interacción podrá realizarse por medio de transacciones basadas en tecnología blockchain . Desde el punto de vista de las Fuerzas Armadas, este modelo de generación de energía distribuida en un escenario en el que irá aumentando progresivamente el número de vehículos y dispositivos alimentados con energía elé ctrica, con fuerzas desplegadas o con instalaciones críticas como hospitales de campaña, aeródromos o centros de mando y control de diversa naturaleza, presenta prometedoras expectativas. De la m isma forma que, en su momento, I nternet o la computación distribuida supusieron un alto impacto, es de esperar que Enernet, más allá de las implicaciones 19 La palabra E nernet se encuentra compuesta por dos vocablos: energía y red. Se configura como una red de energía dinámica , construida alrededor de la generación, acumulación y entrega de energía limpia, que considera la aplicación del modelo de internet a la producción de energía eléctrica y que se basa en los avances tecnológicos.

29. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 29 El futuro apunta hacia un entorno cada vez más controlado en el que la mayoría de los riesgos puedan ser detectados de manera inmediata: un m odelo de salud basado cada vez más en la prevención. Será el médico quien monitorice a sus pacientes y les contacte cuando sea necesario; su rol seguirá siendo imprescindible para evitar lecturas alarmistas de los datos proporcionados por los wearables o, en otros casos, para contextualizar la menor precisión de dichos dispositivos en comparación con los dispositivos de carácter profesional. Las experiencias en esa dirección de una atención sanitaria preventiva son múltiples: cepillos de dientes conectados que deben utilizarse en combinación con una aplicación de teléfono inteligente para transmitir datos sobre los hábitos de higiene bucodental; pulseras u otro tipo de wearables , superficiales o insertados en el cuerpo, para detectar trastornos del sueño o e ventos de hipertensión; pastillas que contienen sensores y que, al ser ingeridas, suministran variada información sobre el estado del individuo. Claramente, la sensorización a cada vez más niveles supone una de las avenidas de investigación más interesante s en el mundo de la medicina. Esta ciencia se está redefiniendo en función de las posibilidades que proporciona la tecnología, y generando un entorno completamente diferente, que requerirá una drástica redefinición de muchos conceptos. Tecnología, ética y herramientas para la Defensa: qué se ve más allá Los años venideros serán testigo de una revolución tecnológica sin precedentes, caracterizada por la convergencia de una serie de tecnologías que se unen entre sí para generar productos y servicios inimagin ables hace unos pocos años. El Ministerio de Defensa, como el res to de las administraciones p úblicas, afronta un amplio abanico de desafíos que amenazan su viabilidad a largo plazo o la propia fortaleza de la institución en el marco de una sociedad digita l 35 . Por tanto, debe pergeñar sus inversiones digitales con una visión estratégica de largo plazo a fin de prosperar en una 35 Entorno operativo 2035 . Disponible en: http://www.ieee.es/Galerias/fichero/OtrasPublicaciones/Nacional/2019/entorno_operativo_2035.pdf Panorama de tendencias geopolíticas. Horizonte 2040 http://www.ieee.es/Galerias/fichero/OtrasPublicaciones/Nacional/2019/panorama_de_tendencias_geopoli ticas_2040.pdf

1. Documento pinión * NOTA: Las ideas contenidas en los Documentos M arco son responsabilidad de sus autores, sin que reflejen, necesariamente, el pensamiento del IEEE o del Ministerio de Defensa. Documento M arco 08/2019 1 0 8 / 201 9 22 de julio de 2019 Jesús Gómez Ruedas * Una defensa nacional para una sociedad digital Una defensa n acional para una sociedad digital Resumen: Este artículo trata de mostrar una visión prospectiva de la defensa n acional hacia 2030, repasando los diferentes recursos y tecnologías de aplicación, sus casos de uso y las implicaciones de todo tipo en este campo. Palabras clave: Algoritmo, big data, cadena de bloques, ciberespacio , dato , defensa , digital , educación , enernet , estrategia , guerra de información , información , innovación , inteligencia artificial , logística , machine learning , realidad aumentada , realidad virtual , redes sociales , robótica , sanidad , seguridad , talento , tecnología , transformación. Visitar la WEB Recibir BOLETÍN ELECTRÓNICO

27. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 27 El combatiente conectado El incipiente mundo de los wearables 34 encuentra en la figura del combatiente un enorme entorno de experimentación y aplicación. Por una parte, la capacidad de capturar datos del entorno físico donde opera el soldado le convierten en un generador de datos con los que alimentar algoritmos de na turaleza táctica. Desde otro punto de vista, estos pequeños dispositivos permitirán monitorizar el estado de salud del combatiente y, por tanto, contar con datos objetivos para la detección y tratamiento de cualquier trastorno de sueño, salud cardiovascula r e, incluso, salud mental. Lógicamente, la existencia de un interés comercial en este tipo de soluciones conlleva que los sensores reduzcan progresivamente su tamaño y la precisión de sus datos en reducidos plazos de tiempo; al mismo tiempo, las baterías van aumentando su eficiencia. Otra funcionalidad con la que ya se está experimentando son los wearables en forma de cámaras adosadas a la ropa que toman imágenes animadas a intervalos es tablecidos de manera automática de forma que, al final , se obtiene un video. Google ya ha lanzado un proyecto en esta línea mediante su producto Google Clips . Todos estos avances redundarán en un combatiente mejor preparado y protegido, tanto en el transcurso de la preparación como durante la ejecución de sus misiones opera tivas. Pero, además, la disponibilidad de abundantes datos permitirá analizar las situaciones del combate y, en su caso, mejorar las técnicas y doctrinas en pro de mayores niveles de protección y eficacia del combatiente. La sanidad Indudablemente, el ca mpo sanitario se presenta propicio a numerosos y revolucionarios cambi os a los cuales no escapará la sanidad m ilitar. El paradigma de la atención médica evolucionará hacia un futuro en el que no se recurrirá al sistema de salud únicamente al detectar sínto mas de una enfermedad, sino que un conjunto de dispositivos y técnicas permitirán monitorizarla de manera continuada. 34 Wearable e s un dispositivo electrónico que el usuario puede llevar incorporado en su ropa.

30. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 30 época de cambios exponenciales 36 . La planificación de dichas inversiones estratég icas debería comenzar hoy mismo. Naturalmente, dicha estrategia ha de difundirse convenientemente a las personas, como poseedoras del conocim iento sobre los procesos de la d efensa y como encargadas de su ejecución; sin información y sin conocimiento de lo que se quiere alcanzar, sería difícil llegar al resul tado propuesto 37 . La Alta Dirección debería asimilar e incorporar a su acervo y estilo de liderazgo que el futuro no es simplemen te una cuestión de tecnología. A ntes bien, es cuestión de curiosidad, de vocación por probarlo todo, de inquietud y de ganas de mejorar; el mañana es cuestión de actitud. Una organización que no sea capaz de crear y alimentar esa actitud en sus directivos se encontrará, antes o después, con problemas de viabilidad de difícil solución. Quien no lo perciba así , probablemente sea part e del pr oblema antes que de la solución. Dado que las responsabilidades de dirección de las organizaciones cada vez tendrán menos de magia y más de ciencia, será necesario que dichos escalones sean capaces de valorar qué se puede pedir a un algoritmo, qué posibilidades reales tiene de generar resultados tangibles o qué tiempos de desarrollo cabe esperar en un proyecto basado en datos. La transformación d igital ha comenzado en las empresas de todo el mundo y las organizaciones deben convertirse en Data - Drive n Decisions Companies . Esta es una nueva era donde el big d ata no solo ha suministrado a las tecnologías de machine learning , sino que está llegando el tiempo de la Inteligencia Artificial, con plataformas que utilizan redes neuronales con deep l earning 38 p ara evolucionar hacia las AI 39 Driven - Decisions Companies . La Inteligencia Artificial supone una auténtica revolución tecnológica con implicaciones éticas y sociales para cualquier actividad humana. Requiere de profundas reflexiones sobre hacia dónde se dir ige el mundo, los principios éticos asociados al desarrollo de sus algoritmos y, en definitiva, las reglas que deben presidir la evolución de estas tecnologías. Dichas reflexiones deben desarrollarse en todos los ámbitos, de forma realista y alejada del tr emendismo. Como en tantas otras 36 Gartner Inc. How the Operating Model for Government in 2030 Drives Actions Today. 2018 . 37 MARTÍN DE LOPE, Luis Ignacio. Conocimiento: Factor crítico para ejecutar la estrategia. itSMF España. 2012 . 38 Deep l earning consiste en un a prendizaje profundo es una clase de algoritmos ideados para el machine learning . 39 AI: Artificial Intelligence (Inteligencia Artificial)

18. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 18 medioambientales, conlleve cambios significativos en la planificación y empleo de muchos recursos y operaci ones del Ministerio de Defensa. Blockchain No se puede dejar de citar esta tecnología emergente llamada a revolucionar la práctica totalidad de los procesos de negocio introduciendo cambios radicales en la forma de acceder a los datos y en las capacidades de proceso. Innovaciones que, por supuesto, también afectarán a los procesos de la d efensa 20 como, por ejemplo, el control de las cadenas de suministro, los mecanismos de ciberseguridad o la activación de sistemas de armamento. Blockchain es la es encia de la transaccionalidad. T odo aquello que pueda ser definido como una transacción, sea un intercambio económico o de otro tipo, tendrá como base una cadena de bloques, una solución elegante e imaginativa diseñada pa ra garantizar su integridad. La ado pción de blockchain en todos los sectores de la sociedad determinará una fortísima ganancia de agilidad y el cambio en el funcionamiento de muchos mecanismos. Su impacto se verá en todas partes, incluyendo nuevas alternativas para otras tecnologías conocid as, como se ha señalado en el caso de Enernet. Blockchain (literalmente, cadena de bloques) es una tecnología que forma parte de las denominadas tecnologías de registro distribuido ( DLT , por sus siglas en inglés) . Permite gestionar datos, órdenes, transacciones, activos y tokens 21 , mediante un sistema de registro distribuido o descentralizado que se anota en bloques de información , los cuales se encadenan secuencialmente creando una cadena de bloques o registros in mutable e inalterable, compartida colaborativamente entre todos los miembros de cada red de blockchain , y que son verificados por dichos miembros de la red, actuando como nodos de la misma. De esta forma, se crea un procedimiento de registro, que funciona mediante 20 PALOMO - ZURDO, Ricardo. Blockchain: la descentralización del poder y su aplicación en la defensa . Documento de Opinión IEEE 70/2018. Disponible en: http://www.ieee.es/contenido/noticias/2018/07/DIEEEEO79 - 2018.html 21 Token es un m ecanismo que se le da a un usuario autorizado de un servicio informático para facilitar el proceso de autenticación.

20. Una defensa nacional para una sociedad digital Jesús Gómez Ruedas Documento M arco 08/2019 20 Precisamente su naturaleza de sistema distribuido, en contraposición a los habituales modelos centralizados, es lo que impulsará el cambio de muchos modelos de negocio, marcos de gestión y de organización institucional. En el ámbito de la Defensa las inici ativas de aplicación son múltiples:  Control de la integridad de los componentes de las cadenas de suministro que proveen los sistemas de defensa.  Detección y protección frente a amenazas diseñadas para permanecer ocultas en las redes (proyecto ya emprendi do por la agencia norteamericana DARPA 23 ).  Logística, adquisiciones e Internet de las Cosas (proyectos en fase inicial por parte de la Agencia NCIA 24 de la OTAN).  Desarrollo de sistemas de mensajería militar que sean seguros y no hackeables. En todo caso, no hay que olvidar que, a pesar de su interés y prometedor futuro, las tecnologías de cadena de bloques todavía deben sortear algunos riesgos y vencer algunas desconfianzas, por lo que requerirán un dilatado periodo de maduración hasta que superen la fase de experimentación y se generalice su implantación. Así será la Defensa después de la transformación digital En 2013 , el entonces jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, el g eneral Valery Gerasimov, publicó el a rtículo El valor de la ciencia está en la previsión donde se exponía una nueva táctica que se ha convertido en la moderna arma de la guerra contemporánea: hackear 25 al enemigo para generar un ambiente de permanente inqui etud y conflicto. Así nacía la « p ropaganda 2.0» . Por su parte, Lisa - Maria Neudert, investigadora del Oxford Internet Institute, señalaba 26 que la novedad no es la propaganda en sí como herramienta de manipulación, sino que la diferencia con el siglo pasado radica en lo sencillo, rápido, global y barato que resulta crear una campaña que incline la balanza hacia u no u otro lado. Los hábitos en I nternet 23 DARPA: Defense Advanced Research Projects Agency (Agencia de Proyectos e Investigación Avanzados de Defensa) . 24 NCIA: NATO Communications and Information Agency (Agencia de Información y Comunicaciones de la OTAN) . 25 Hackear consiste en a cceder sin autorización a computadoras, redes o sistemas informáticos, o a sus datos. 26 Disponible en: https://comprop.oii.ox.ac.uk/the - team/research/lisa - maria - neudert/

Vistas

  • 280 Vistas totales
  • 197 Vistas del sitio web
  • 83 Vistas incrustadas

Acciones

  • 0 Acciones Sociales
  • 0 Me gusta
  • 0 No me gusta
  • 0 Comentarios

Share count

  • 0 Facebook
  • 0 Twitter
  • 0 LinkedIn
  • 0 Google+

Incrusta 3

  • 11 www.aguena.armada.mil.ec
  • 2 www.acunetix-referrer.com
  • 3 186.5.88.101